Buscar
  • Dideas

Consejos para una mejor implantación del teletrabajo en tu empresa


Para comenzar debes tener en cuenta una serie de pasos iniciales que ayudarán a tu equipo en esta nueva situación:

  • Empieza con pequeñas tareas y celebrando reuniones virtuales para ayudar a tu equipo a trabajar desde casa; esta situación es nueva, y la mayoría de personas necesitamos un acompañamiento y sobretodo comprensión ante este nuevo reto.

  • Facilita que se aclimaten individualmente a esta nueva situación; cada persona tiene una capacidad de adaptación y una curva de aprendizaje totalmente diferente.

  • Se paciente, observa y toma notas; es importante entender como está transcurriendo el cambio y saber que está funcionando y no que no está funcionando. Solo así podrás detectar los problemas y ayudar a tu equipo de la forma más adecuada.

  • Crea un ambiente distendido; la decisión de teletrabajar en la mayoría de casos vendrá dada por el confinamiento y todos estamos sometidos a una gran presión ambiental. Es importante mantener cercano y relajado, haz bromas o cuenta situaciones divertidas que se te hayan dado en casa, eso hará que el equipo se despoje de las tensiones que nos rodean. Otra opción es realizar dinámicas online a modo de juego.

Consejos para un buen funcionamiento del equipo de teletrabajo:

  1. Organiza una reunión diaria como mínimo; en dicha reunión puedes ayudar a realizar una planificación diaria y un repaso al trabajo realizado. Puedes utilizar herramientas de videoconferencia como Zoom, Hangsout o Webex entre otras.

  2. Mantén el equipo en una comunicación continua. Todos necesitamos apoyo de los demás y la comunicación es vital para un mejor desempeño del trabajo.

  3. Maximiza la productividad de tu equipo. Utiliza herramientas de comunicación como Slack o de gestión de proyectos como Meister Task, Trello o Asana. Es vital para el buen desarrollo del trabajo.

  4. Flexibiliza los horarios. Cada persona está en una situación en casa; seguramente hay gente que tiene hijos, por lo que tendrá que ir alternando entre trabajo y su atención.

  5. Trabaja con objetivos diarios. La fijación de objetivos a cumplir diarios, aumenta el rendimiento. Se valiente y facilita que se los auto-fijen. Una buen idea son crear unos OKR (objetivos medibles, cualitativos y clave).

  6. Confía en tus empleados. Los has contratado porque son especialistas en sus áreas. Da margen de auto-organización como medida motivadora intrínseca. Seguramente te sorprenderán.

  7. Aprovecha la situación y forma a tu equipo. Es un buen momento para formar a tu equipo y mejorar sus habilidades y competencias. Es una gran herramienta motivadora y mejorará su aporte de valor en vuestra organización.


4 vistas

© 2019 Dideas S.L.   Aviso  Legal