Buscar
  • Dideas

Registro Salarial y el Articulo 28.2 Estatuto de los Trabajadores


El pasado 7 de marzo de 2019, se publicó en el BOE el Real Decreto-Ley 6/2019, introduciendo ciertas modificaciones relevantes en materia de legislación laboral y en relación con el principio de igualdad de oportunidades.

El Real Decreto-ley establece la obligación de elaborar el Diagnóstico de Situación en el seno de la Comisión Negociadora del Plan. El principal cambio viene dado porque, hasta este momento, esta práctica se realizaba en empresas/organizaciones con sistemas de negociación colectiva consolidados.

Además, el nuevo artículo 28.2 del Estatuto de los Trabajadores establece la necesidad de elaborar auditorías salarialesen las Empresas de más de 50 trabajadores/as (las que tengan menos de 50 trabajadores/as deben contar igualmente con un registro salarial), con la finalidad de identificar posibles desviaciones y estudiar si se trata de situaciones originadas por motivos de discriminación (si un sexo cobrara de media un 25% más, se deberán justificar las causas).

Pero ¿qué dice el articulo 28 del Estatuto de los Trabajadores?

Artículo 28. Igualdad de remuneración por razón de sexo.

1. El empresario está obligado a pagar por la prestación de un trabajo de igual valor la misma retribución, satisfecha directa o indirectamente, y cualquiera que sea la naturaleza de la misma, salarial o extrasalarial, sin que pueda producirse discriminación alguna por razón de sexo en ninguno de los elementos o condiciones de aquella.

Un trabajo tendrá igual valor que otro cuando la naturaleza de las funciones o tareas efectivamente encomendadas, las condiciones educativas, profesionales o de formación exigidas para su ejercicio, los factores estrictamente relacionados con su desempeño y las condiciones laborales en las que dichas actividades se llevan a cabo en realidad sean equivalentes.

2. El empresario está obligado a llevar un registro con los valores medios de los salarios, los complementos salariales y las percepciones extrasalariales de su plantilla, desagregados por sexo y distribuidos por grupos profesionales, categorías profesionales o puestos de trabajo iguales o de igual valor.

Las personas trabajadoras tienen derecho a acceder, a través de la representación legal de los trabajadores en la empresa, al registro salarial de su empresa.

3. Cuando en una empresa con al menos cincuenta trabajadores, el promedio de las retribuciones a los trabajadores de un sexo sea superior a los del otro en un veinticinco por ciento o más, tomando el conjunto de la masa salarial o la media de las percepciones satisfechas, el empresario deberá incluir en el Registro salarial una justificación de que dicha diferencia responde a motivos no relacionados con el sexo de las personas trabajadoras.

Para ello, se hace fundamental el tener una correcta definición de puestos de trabajo, de categorías profesionales y el tener un organigrama que muestre las funciones y responsabilidades de los puestos de trabajo de la organización con el fin de poder tener una correcta comparativa de la situación salarial de nuestra empresa por sexo y ver si existe una discriminación salarial.


57 vistas

© 2019 Dideas S.L.   Aviso  Legal